Saltar al contenido

Cremas hidratantes para todas las pieles

Las cremas y lociones hidratantes son preparados cosméticos que se utilizan para proteger, hidratar y lubricar la piel. Estas funciones son realizadas normalmente por el sebo producido por la piel sana.

¿Por qué se deteriora la piel?

El agua se evapora constantemente de las capas más profundas de la piel, un efecto conocido como pérdida transepidérmica de agua (TEWL por sus siglas en inglés). Al regular su contenido de agua, la piel mantiene una superficie seca y fácilmente desprendible como barrera contra los patógenos, la suciedad u otro daño, a la vez que se protege de la resequedad y se vuelve quebradiza y rígida. La capacidad de retener la humedad depende de la bicapa lipídica entre los llamados corneocitos ( o conjunto de células que forman la capa más externa de la piel).


Muchos ven la “hidratación”(hydrating) y la “humectación”(moisturizing) como palabras intercambiables que describen lo mismo, creyendo que un hidratante para la piel es lo mismo que un humectante. Es un error común y un desliz fácil de cometer. En realidad, sin embargo, estos son dos tipos muy diferentes de productos específicamente formulados para servir a un propósito diferente para la piel. Lo creas o no, hidratante y humectante no son sólo sinónimos escritos en los productos como parte de un ingenioso esquema de marketing para hacerte comprar más de lo que realmente necesitas.

Humectante(moisturizer) para la piel

La principal responsabilidad de un humectante es reducir la pérdida transepidérmica de agua (TWEL) formando una barrera sobre la superficie de la piel. Estos tipos de productos trabajan para retener la humedad presente en la piel en el momento de la aplicación. Al formar un sello protector en la superficie de la piel, los humectantes son capaces de reducir el riesgo de evaporación de la humedad existente a lo largo del día.

crema humectante

Una piel sana y normal, es capaz de producir células lipídicas. Estas células activan la capacidad natural de la piel para protegerse de la pérdida de humedad, comunicándose con nuestras glándulas sebáceas para producir más grasa o sebo.

Aquellos con una barrera de lípidos alterada a menudo sufren de condiciones de piel seca, ya que la piel es incapaz de cubrir la superficie de la piel con la cantidad adecuada de sebo, causando una pérdida de hidratación. Esencialmente, un humectante debe ayudar a corregir la barrera de lípidos para que la piel sea capaz de recuperar el equilibrio de humedad saludable. La palabra clave aquí es “ayuda”, ya que estos productos son sólo una parte de una solución, y no un kit completo de arreglo para todos los tipos de piel.

Hidratantes(hydrating) de la piel

Mientras que los humectantes están formulados para sellar la humedad en la piel, los productos hidratantes están diseñados para aumentar el contenido de agua de la piel. Esto se logra típicamente utilizando los poderes de varios ingredientes higroscópicos. Una sustancia higroscópica tiene la capacidad de atraer agua de su entorno a través de la absorción o adsorción. La glicerina, la miel y el ácido hialurónico son buenos ejemplos: absorben el agua del aire y se unen a la piel, facilitando la hidratación.

crema hidratante

Aunque algunas cremas humectantes contienen también a menudo ingredientes hidratantes como los mencionados anteriormente, no siempre son capaces de penetrar la piel tan profundamente.

Como hemos comentado comentado, los humectantes funcionan para prevenir la pérdida de agua formando una barrera sobre la piel, principalmente a través de una mezcla de ingredientes oclusivos y emolientes. Los oclusivos son las sustancias que forman la barrera, mientras que los emolientes ayudan a suavizar la piel y a veces aumentan la fuerza de la barrera. Los hidratantes pueden funcionar dentro de la fórmula de un humectante, pero dependiendo de las necesidades de la piel, no proporcionarán a la piel una cantidad suficiente de hidratación.

Como usar la pareja humectante-hidratante

Recuerda aplicar primero productos hidratantes y luego una crema humectante. De esta manera, estás primeramente agregando humedad a la piel, y luego asegurándote de que permanezca en su lugar durante todo el día gracias a la barrera humectante. Si tienes la piel seca y sólo usas un humectante, lo más probable es que sientas la necesidad de aplicarlo varias veces al día. Aunque en ciertas ocasiones los ingredientes humectantes pueden parecer haber ayudado a alisar esos puntos secos y escamosos, no están arreglando el problema realmente, sino que únicamente lo están enmascarando. Así pues, usar ambos tipos es fundamental.

¡Aumenta el contenido de agua de la piel incorporando un hidratante a tu rutina diaria! No sólo ayudará a la piel a recuperar su equilibrio de hidratación, sino que también aumentará los poderes de la crema humectante. Los ingredientes hidratantes hacen que la piel sea más receptiva a la absorción de todos los ingredientes beneficiosos que ofrece la crema humectante. Una crema humectante más potente perdurará durante más tiempo, lo que tiene el beneficio adicional de ahorrarte dinero a largo plazo.

¿Cuál es la diferencia entre una crema y una loción hidratante?

La respuesta está en la consistencia. Por hacer un símil sencillo de entender, la diferencia puede ser comparada con el aceite del coche y el de las ensaladas- puedes distinguir una crema y una loción basándote en la viscosidad o el grosor del líquido.

Los principales factores que determinan la consistencia son los tipos de aceites y mantequilla utilizados en los ingredientes. La primera distinción que hay que hacer es la diferencia entre una loción y una crema. Ambos hidratan, pero difieren en el contenido de aceite.

Cremas hidratantes Nivea

Las cremas son de alta viscosidad. Contienen un mayor porcentaje de aceite y menos agua. Son mucho más gruesas que las lociones. Debido a su grosor, las cremas generalmente se almacenan en frascos. Son demasiado gruesos para sacarlos de botellas o pulverizadores. Son adecuados para pieles secas debido a la protección extra que ofrecen. Su mayor consistencia las hace eficaces como agentes hidratantes, especialmente en invierno o en climas secos (cuando hay menos humedad en el aire).

Las lociones son de baja viscosidad. Contienen un mayor porcentaje de agua purificada, lo que significa que son más líquidas. Son más fáciles de esparcir en un área grande y por lo general se almacenan en una botella que se puede pulverizar. Las lociones son más ligeras y menos grasientas que las cremas. Por esta razón, las personas con piel normal probablemente sólo necesitan usar loción para mantener su piel hidratada. Estos productos son eficaces en verano o en clima húmedo cuando hay un mayor nivel de humedad en el aire.

Las lociones son fáciles de aplicar y adecuadas para las zonas del cuerpo que están cubiertas de pelo o cualquier zona afectada por la sequedad leve. Esto hace que una loción sea una mejor opción para los hombres en comparación con una crema.

¿Es lo mismo una crema hidratante facial que una para el cuerpo?

Crema hidratante corporal

crema hidratante lidl

Como su nombre indica, la crema corporal se aplica en las áreas más grandes del cuerpo, como los brazos, las piernas, el estómago y el pecho. Esta zona está generalmente cubierta de ropa y protegida de los elementos más ásperos de la naturaleza y el sol (esto, por supuesto, cambia en los meses más cálidos) y no muestra signos de envejecimiento tan rápidamente como la cara, las manos o el cuello.

Aunque hay muchas marcas y tipos diferentes de cremas corporales disponibles, la mayoría tienen ingredientes y características similares y se pueden usar a diario. Como el cuerpo genera menos grasa y además va protegido con la ropa, se suelen usar texturas más oleosas, lo que alarga la duración de su acción. En todo caso sobre gustos no hay nada escrito, y hay quien prefiere usar lociones debido a su textura más líquida, normalmente hombres.

Cremas hidratantes para la cara

A diferencia de las lociones o cremas corporales, que ofrecen los mismos beneficios sin importar en qué parte del cuerpo se apliquen, las cremas faciales están diseñadas para tratar problemas muy específicos. Debemos tener en cuenta que la cara es la parte más expuesta a las agresiones del medio ambiente, por lo que en los cosméticos suelen introducirse sustancias nutritivas “extra” para luchar contra esos agentes agresores; y es que nuestro rostro es la parte más propensa al envejecimiento prematuro y a otros problemas de piel. Además, la cara produce más grasa que otras partes del cuerpo, por lo que se requiere normalmente el uso de cremas con textura más ligera y no comedogénicas, es decir, que no deben obstruir los poros, ya que de los contrario estaríamos acentuando su grasificación.

crema hidratante mercadona

Las cremas faciales están típicamente diseñadas para un tipo de piel y preocupación. Si tienes la piel grasa necesitas una crema hidratante sin aceite para hidratar la piel sin añadir un extra de grasa. Si tuvieras la piel naturalmente seca, querrías una loción más espesa con aceites adicionales diseñados para rehidratar esas células.

La piel madura que ha desarrollado líneas finas y arrugas o tejido caído requiere ingredientes especializados diseñados para penetrar las capas externas y estimular la producción de colágeno y restaurar la elasticidad. Aunque esto tomará tiempo y dedicación, una buena rutina de cuidado de la piel puede ayudar a minimizar estos problemas.

Crema de Ojos

contorno ojos clinique

Aún más específica es la crema de ojos. Por lo general, se trata de una fórmula ligera que debe aplicarse con mucha delicadeza. El tejido alrededor del ojo es muy delgado y delicado. Además, no hay glándulas sebáceas directamente debajo de los ojos, por lo que una mayor hidratación ayuda a mantener a raya las arrugas y las líneas finas. Elige cremas para los ojos con protección antioxidante para ayudar con el daño de los radicales libres del sol.

¿Necesitamos una crema distinta por cada tipo de piel?

La respuesta rápida y simple es sí. Pero veamos los tipos de piel que pueden existir.

Piel normal

Normal es un término ampliamente utilizado para referirse a una piel bien equilibrada. El término científico para una piel sana es eudérmico.
La piel normal está bien equilibrada: ni demasiado grasa ni demasiado seca. Si tenemos este tipo de piel debemos elegir una crema hidratante para pieles normales.

Piel seca

Seca se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. Como resultado de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos que necesita para retener la humedad y construir un escudo protector contra las influencias externas.

La piel seca puede sentirse tirante y áspera y verse opaca. En este caos debemos optar por una crema hidratante para pieles secas, que harán especial hincapié en corregir el problema.

Piel grasa

Grasa se utiliza para describir un tipo de piel con una elevada producción de sebo. Esta sobreproducción se conoce como seborrea.

La piel grasa tiene un brillo brillante y poros visibles. Si tenemos piel grasa, debemos elegir una crema hidratante para pieles grasas, especialmente diseñadas para combatir ese exceso.

Piel mixta

La piel combinada es, como su nombre lo indica, la piel que consiste en una mezcla de tipos de piel, en unas partes secas y en otras grasa. En la mayoría de los casos, la parte más grasa suele situarse en la denominada T ( ver gráfico inferior), en la zona de boca, nariz, ojos, siendo el resto de aspecto más seco.

Piel sensible

En cierto ámbitos se habla también de un tipo de piel denominada sensible, aquella que es más susceptible a factores externos como pueden ser el estrés, la calefacción, el aire reseco, los rayos UV, etc. Si la piel pierde su equilibrio, normalmente se manifiesta en forma de rojeces y tiranteces; por ello, la piel sensible necesita cuidados especiales y protecciones extra.

¿Crema hidratante para hombre VS crema hidratante para mujer?

crema hidratante hombre vs mujer

Pues sí, y de hecho hay varios factores importantes que diferencian la piel de hombres y mujeres.

  • Los hombres tienen la piel más gruesa. Literalmente. Tiende a ser entre un 20% y un 30% más gruesa que la piel de la mujer.
  • Los hombres tienen más folículos pilosos y más grandes. Especialmente en la cara.
  • Los hombres producen más grasa. Los hombres tienen más glándulas sebáceas, las que producen aceite.
  • La piel de los hombres envejece mejor. Una piel más gruesa y resistente es buena para mantenerse joven.

La mayoría de estas diferencias son hormonales. Los andrógenos, como la testosterona, son responsables de muchas de las variaciones entre los sexos. Por tanto, las diferentes cremas tienen que dar respuesta a este tipo de circunstancias, y es por ello que hay que diferenciar por sexo a la hora de adoptar la mejor decisión.

Conclusión

Aunque pueda parecer lo contrario, comprar una crema hidratante no es llegar a la farmacia o al supermercado y comprar el bote más grande y más barato. No, al menos, si queremos una buena crema hidratante, y lo que es más importante, adecuada a nuestras necesidades. Como hemos podido ver a lo largo de este artículo, no es lo mismo una crema para un hombre que para una mujer, y también hay que tener en cuenta el tipo de piel. Casi todas las marcas, por no decir todas poseen diferentes formulaciones para cada tipo de piel; desde las más clásicas, como Avene, Clinique, Eucerin, Garnier, Nivea, Biotherm, Vichy, Loreal, Neutrogena, Olay, Institulo Español, Yves Roche… hasta las marcas blancas más baratas de los supermercados como Mercadona (Deliplus) y Lidl(Cien).

En la actualidad, además del tipo de piel y del sexo, existen incluso cremas específicas para rangos de edad: bebés, ancianos… para el momento del día ( crema de día, crema de noche), e incluso para situaciones concretas ( pieles atópicas, embarazadas, psoriasis, antiedad ) y zonas del cuerpo concretas ( manos, cara, cuerpo, contorno de ojos, vaginales…). Cremas o lociones con protección solar y con color; con otros componentes añadidos ( acido hialurónico, rosa mosqueta, urea). Cada vez más de moda con todo lo bio, tenemos también las cremas hidratantes ecológicas, caseras y naturales. Toda una amplia gama en la que es muy fácil volverse literlamente loco a la hora de elegir.

Por ese lo más importante es tener claro lo que debemos comprar antes de salir de casa, estando plenamente informados. Y para eso estamos en cremashidratantes.online: para que elijas la crema hidratante que realmente te interesa en función de tus problemas y características, y además la puedas comprar aquí mismo en nuestra tienda online. Todo con la mejor relación calidad-precio y garantía absoluta, con las mejores ofertas y los mejores precios del mercado. Pero siempre con cabeza.